Noticias

Deportes

Entretenimiento

Tecnología

Turismo

Opinion

Villavicencio palpita alrededor del papa Francisco

La capital del Meta es el epicentro de las actividades del segundo día de la visita del papa Francisco.

Llaveros, sirios, ponchos, manillas, cachuchas, muñecos, bolsos, toallas, impermeables, mugs, banderas, cuadros y camisetas, entre otros elementos, con la imagen del Papa Francisco, son parte del paisaje que se observa en las calles y sitios públicos de Villavicencio, a menos de 24 horas de la llegada del Obispo de Roma a la capital metense.

En otros sectores se ven murales alusivos a Su Santidad y pendones que adornan las iglesias, edificios públicos, almacenes, restaurantes y otro tipo de establecimientos comerciales, saludando y dándole la bienvenida al personaje más ilustre que ha visitado la ciudad en sus 177 años de historia.

Sin duda, el fervor se ha despertado entre los villavicenses y ansiosos esperan los actos programados para este viernes y que serán presididos por el Papa, especialmente, la misa campal en el predio entre el barrio Marco Antonio Pinilla y el parque Las Malocas, y el recorrido en el papamóvil que irá desde el Parque de la Vida, pasando por la avenida Circunvalar, la glorieta de Villacentro y la avenida 40, hasta llegar al parque Los Fundadores.

“La visita del Papa no la podíamos dejar pasar, es algo extraordinario y que revoluciona a la ciudad. A nosotros nos sirve para conseguir un sustento y la gente está contenta”, dijo Ezequiel Bermúdez, un vendedor informal que por estos días se dedica a vender en el centro de la ciudad llaveros y manillas como recordatorios del Papa.  

Por su parte, María Emilia Santelo, una ama de casa que adquirió el ‘kit del peregrino’ para asistir a la misa campal, se mostró entusiasmada con la idea de que podrá ver a Su Santidad y orar con él en la misa.

“Compré el kit porque el poncho, la gorra, el impermeable y la tula me van a servir para ir a la misa y me quedan de recuerdo. Es algo que me emociona mucho y estar en una misa con el Papa será lo máximo”, sostuvo la emocionada feligrés.

Igualmente, en Villavicencio ya hay muchos visitantes llegados de diversas regiones, como por ejemplo Doña Florencia Rubiano, quien arribó esta semana a la ciudad procedente de San José del Guaviare para asistir a la misa, “esta es una oportunidad que no podía desaprovechar, porque vivir una misa con el Papa es algo que no olvidaré jamás, me siento feliz de estar aquí y quiero que llegue rápido ese momento”.