Toque de queda en Pájarito, Boyacá por supuestos espíritus malignos

La medida que tomó el mandatario de Pajarito, un pequeño municipio católico de unos 2.000 habitantes en Boyacá,busca proteger a los menores de 17 años

Toque de queda en Pájarito, Boyacá por supuestos espíritus malignos

Todo comenzó a finales de la semana pasada, cuando las autoridades registraron comportamientos extraños (convulsiones, laceraciones, desmayos y cambios de voces, e intentos de suicidio con amenazas de tirarse de puentes) en unos 14 menores que usan el popular sistema de mensajería.

Entonces, el alcalde de Pajarito, Inocencio Pérez, prohibió el tránsito y movilización de niños y adolescentes entre las siete de la noche y las cinco de la mañana, ante este “tema tan aberrante”.

“Tomé esa decisión con base en los casos de alerta roja que se estaban presentando”, explicó a la AFP. “Unos niños dijeron que se iban a suicidar, hablaban incoherencias: que ‘porque ya les había llegado la hora’, se iban a tirar de un puente”. 

Pérez aseguró que con esta determinación busca que los padres de familia “se apoderen” de sus hijos y eviten más actos como los ocurridos en los últimos días en este pueblo dedicado a la ganadería y la caficultura.

Además, sostuvo que el toque de queda fue una decisión consultada con la Policía, asistentes jurídicos de la alcaldía y psicólogos, tras contrastar las versiones de los jóvenes supuestamente poseídos.

“Hay padres que me han agradecido, pero hay unos niños que están de mal genio”, aseguró el alcalde.

La restricción se mantendrá vigente hasta que se controle la situación, apuntó el mandatario. En caso de que un menor sea encontrado fuera de su casa, sus padres podrían ser multados.

De acuerdo con Caracol radio, fue el juego de la estrella de 18 puntas, promovido a través de WhatsApp por adolescentes entre los 12 y 17 años del Colegio Técnico Agropecuario de ese municipio fue el que causó conmoción en la población.

El juego además retaba a los jóvenes de sexto grado a usar la tabla güija e invocar espíritus, añadió la emisora, y confirmó: “El juego en el que participaron decenas de estudiantes terminó en convulsiones, cambios en el comportamiento y agresividad en los menores, incluso algunos habrían cambiado de vos y manifestado querer suicidarse”.

Según el decreto de la alcaldía, el juego habría sido planeado por alguna secta satánica para incitar al suicidio, informó la misma frecuencia, que precisó además que el decreto establece que los menores no podrán permanecer en la calle o en lugares públicos sin la supervisión de los padres de familia, entre las 7:00 p m. y las 5:00 a. m. Los que no cumplan la restricción del toque de queda serán aprehendidos y sus familiares recibirán sanciones.