¿Navidad sin pólvora?

Todo con el fin de proteger y garantizar la vida de todas las personas en estas festividades navideñas en la ciudad.

¿Navidad sin pólvora?

Con un claro propósito de proteger la vida de todas las personas y garantizar que en las festividades de Navidad y fin de año no se presenten quemados con pólvora en Villavicencio, el Gobierno municipal vigilará el cumplimiento del Decreto 460 de 2016, que está vigente en la ciudad y reglamenta la fabricación, almacenamiento, comercialización, distribución, transporte, tenencia y uso de artículos pirotécnicos que contengan cualquier clase de pólvora.

 “Para algunos una Navidad sin pólvora no significará lo mismo, pero nuestra misión es proteger la vida de todos los niños, jóvenes y adultos, y que nadie tenga que acudir a centro asistenciales por quemaduras con pólvora”, sostuvo Alejandro Murcia Niño, secretario de Gobierno y Posconflicto del municipio.

 Precisó que el Decreto 460 de 2016 establece que quien sea sorprendido fabricando artículos pirotécnicos, incurrirá en una sanción de 2 a 20 salarios mínimos legales mensuales vigentes, o la mitad si distribuye o comercializa estos artículos; mientras que los adultos que permitan o induzcan a niños a manipular pólvora se les impondrá una sanción civil, consistente en la ejecución de tareas para la prevención y atención de emergencias que beneficien a la comunidad.

 Del mismo modo, a los padres de menores que resulten afectados por quemaduras por pólvora, si se les encuentra responsabilidad por acción u omisión en la conducta del menor, se les aplicará una sanción de cinco salarios mínimos mensuales legales vigentes. 

El Decreto 460 contempla como única excepción para manipular elementos que contengan pólvora, a aquellos profesionales expertos y certificados en el manejo de juegos pirotécnicos, que cumplan con toda la normatividad y medidas de seguridad respectivas exigidas por la Secretaría de Gobierno de Villavicencio.

 Murcia Niño recordó que la Policía Metropolitana será la encargada de garantizar el cumplimiento de esta normatividad, desarrollando acciones preventivas, disuasivas y de control, para cumplir el objetivo de no tener quemados con pólvora y mejorar lo sucedido en diciembre del año pasado en la capital metense, cuando solo se registraron dos adultos con quemaduras leves por manipulación de juegos pirotécnicos.

Comentarios