Mockus podría ser sancionado por bajarse los pantalones en el Congreso

El acto que el Congresista del Partido Verde realizó el pasado 20 de julio podría sancionarle.

Mockus podría ser sancionado por bajarse los pantalones en el Congreso

El acto que realizó el congresista del Partido Verde, Antanas Mockus, para muchos fue símbolico para otros no fue así y hacen un llamado al Congreso para que sancionen el hecho. 

Si bien el propósito inicial de Mockus era que los parlamentarios hicieran silencio para escuchar el discurso del presidente saliente del Senado, Efraín Cepeda, la acción fue considerada irrespetuosa por algunos y por eso desde la Mesa Directiva ya analizan posibles sanciones para el senador de la Alianza Verde.



“Eso fue indecente. Al Congreso se va a debatir y a plantear argumentos, no a hacerse notar con espectáculos. Pedí a los abogados del Congreso que revisen de qué manera se debe disciplinar esa conducta”, aseguró el presidente del Senado, Ernesto Macías, en diálogo con EL TIEMPO.

En el mismo sentido se pronunció el presidente de la Cámara, Alejandro Chacón, quien expresó que revisarán el caso “internamente con la unidad disciplinaria del Congreso de la República”. Pero agregó que de todos modos “el Procurador General deberá revisar si hay una falta disciplinaria”. 

El estudio de este caso, según el artículo 59 de la Ley Quinta de 1992, que contiene el reglamento del Congreso, corresponde a la Comisión de Ética del Senado. 

Esta comisión, de acuerdo con la normativa, conocerá del “comportamiento indecoroso, irregular o inmoral que pueda afectar a alguno de los miembros de las Cámaras en su gestión pública”. 

Sin embargo, fuentes al interior del Senado le dijeron a este diario que como el nuevo Congreso apenas se instaló el pasado viernes, aún no se ha conformado la Comisión de Ética, tarea que tendrá que realizarse en los próximos días. 

El exprocurador Jaime Bernal Cuellar aseguró sobre este caso que de todos modos el Senado debe someter a Mockus a un trámite sancionatorio según el reglamento, pero no descartó tampoco “una intervención de la Procuraduría a través de sus poderes preferentes”, por ser una conducta sancionable disciplinariamente.

Las sanciones

El Senado deberá analizar si a Mockus se le debe aplicar el Código de Ética del Congresista, sancionado en enero del año pasado, que señala que en caso de actos que “afecten la moralidad del Congreso” corresponde a la mesa directiva de cada Cámara clasificar las infracciones cometidas como “leves, graves o gravísimas” teniendo en cuenta “la culpabilidad, la trascendencia social de la falta, las modalidades y las circunstancias en las que se cometió”.

Si se trata de una falta leve se aplicará una amonestación escrita y privada ante la Comisión de Ética de la respectiva Cámara. En caso de tratarse de una falta grave se pasará una amonestación escrita y pública a la Plenaria de la respectiva Cámara legislativa. Y si, por último, el congresista comete una falta considerada gravísima, este será suspendido de sus funciones por entre 10 y 180 días. 

Tras el hecho, Mockus aclaró que este no fue más que “un acto pedagógíco” ante el que pidió disculpa. 

El senador ‘verde’ explicó que no se le “ocurrió nada mejor en ese momento. Lo que sí era clave era no dejar pasar ese momento. Es una costumbre que hay que cambiar”. 

Esta no es la primera vez que Mockus hace un acto de este tipo. Ya lo había hecho en 1993, ante un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional, pero esta vez le puede costar incluso una sanción disciplinaria

Fuente: ELTIEMPO.COM

Comentarios