Noticias

Deportes

Entretenimiento

Tecnología

Turismo

Opinion

Legalizan captura e imputan cargos a presuntos asesinos de exconcejal

En la noche de este martes se declaro legal la captura de los 3 hombres presuntamente implicados en el secuestro y asesinato de Alejandro Cubides.

En la noche de este martes se legalizó la captura y la imputación de cargos contra los tres hombres capturados por el Gaula de la Policía Nacional y sindicados de estar presuntamente implicados en el secuestro y posterior asesinato del ex concejal del municipio de Acacías Ismael Alejandro Cubides Ruiz.

De acuerdo con la información suministrada por la Dirección Seccional de Fiscalías en el Meta, el Juzgado Segundo Penal Municipal Ambulante declaró legal el procedimiento que permitió la captura de Diego Fernando Ospina Cardona, Jesús Humberto González Beltrán y Melquisedec Garzón Ríos, quienes están sindicados de haber secuestrado y asesinado posteriormente al joven dirigente acacireño, esposo de la exalcaldesa del municipio de Puerto Lleras, Paula Andrea Vega.

La captura de los tres implicados en el secuestro y el crimen se dio tras allanamiento realizados en el municipio de Circasia en el Quindío y en por lo menos cuatro lugares de residencia en el sur Villavicencio, capital del departamento del Meta.

Tras la triple captura se empezaron conocer los detalles del sorpresivo secuestro cometido en la mañana del pasado 23 de diciembre en un sector residencial cercano al casco urbano de Villavicencio.

De acuerdo con las declaraciones del general Fernado Murillo, comandante general del Gaula de la Policía Nacional, el joven Cubides Rodríguez habría sido asesinado tres horas después de su plagio y su cuerpo enterrado en una zona boscosa de la vereda La Bendición, sector rural de Villavicencio, muy cerca del lugar en donde se produjo el rapto.

El rescate de los despojos mortales de Cubides Ruiz se produjo hacia el medio día de este martes 21 de febrero en labores conjuntas de Medicina Legal, Sijin y Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Villavicencio.

Inicialmente se informó que los secuestradores, en llamadas realizadas a la esposa del exconcejal asesinado, le habrían exigido la suma de 10 mil millones de pesos por su pronta liberación.

Tal vez en una de las últimas fotografías en vida de Ismael Alejandro Cubides se le observa el rostro lleno de preocupación, esposado y sentado sobre un arbusto, con sus gafas puestas y la mirada perdida en la incertidumbre. Tal vez esa imagen tomada por sus captores el mismo día en que lo asesinaron y que se la hicieron llegar a sus familias como prueba de que lo tenía en su poder.

Testimonios desgarradores

Según lo expuesto por la Fiscalía que adelanta el proceso acusatorio en contra de los tres presuntos implicados en el crímen, un medio hermano de Melquisedec Garzón Ríos, ex sargento viceprimero del Ejército Nacional, habría llegado hasta el Gaula de la Policía en el departamento de Caquetá para informar que el exmilitar le había confesado que había secuestrado y asesinado a una persona en el departamento del Meta.

Tras esta delación, se iniciaron los operativos coordinados entre la Policía de Caquetá y Meta hasta dar con el paradero de los tres presuntos implicados en el crimen.

Trascendió en la audiencia que el ex sargento viceprimero habría golpeado con una pala a Cubides y posteriormente le disparó para ocasionarle el deceso. El crimen se habría registrado hacia las 12 del mismo día del secuestro, una hora después haberse comunicado con la esposa de la víctima para exigirle el multimillonario rescate.

De acuerdo con ese testimonio que entregó la Fiscalía, Garzón Ríos habría dicho que junto a otro hombre que también había hecho parte del Ejército Nacional como soldado y otro amigo habían perpetrado el secuestro y posterior asesinato de Cubides Ruiz.

Según el delator, los secuestradores habrían manifestado que hubiera sido mejor secuestrar a la exalcaldesa Paula Andrea Vega.

La audiencia de imputación de cargos se realiza en la noche de este martes en la capital del Meta en medio del llanto, rabia, impotencia y  tristeza de los familiares del joven dirigente acacireño, quienes al enterarse de los pormenores del secuestro y posterior crimen no han podido contener las lágrimas.

Además de los presuntos delitos de secuestro y homicidio, a los capturados también se les imputará el de hurto calificado, porque la esposa de Cubides Ruiz, tras la plena identificación del cadáver, dijo que no se le encontró una cadena y un reloj avaluados en siete millones de pesos, aproximadamente.

El crimen del joven exconcejal de Acacías, quien marzo próximo terminaría sus estudios de Maestría, generó rechazó e indignación en los diversos estamentos de la sociedad metense.

Los familiares de la víctima no han informado sobre el día, hora y lugar en que se realizarán las honras fúnebres.