Gobierno suspendió proceso de licitación para rescate del Galeón San José

Así lo dio a conocer el Presidente Juan Manuel Santos en la mañana de hoy lunes.

Gobierno suspendió proceso de licitación para rescate del Galeón San José

El presidente Juan Manuel Santos anunció este lunes que decidió “suspender los términos del proceso en curso” para la adjudicación de la exploración del Galeón San José.

Este patrimonio de la nación fue hundido por barcos ingleses el 8 de junio de 1708 cerca de Cartagena, en el mar Caribe. Santos señaló que sus coordenadas exactas son un asunto de seguridad nacional y que están resguardadas en el Archivo General de la Nación.

“Es una muestra de nuestro compromiso con el patrimonio y con las leyes colombianas y con la historia”, explicó el mandatario.

 

Y es que pese a que Santos quería “dejar firmado” este logro, no es posible por las acciones populares que interpusieron varios ciudadanos con respecto a su exploración y que finalmente dilataron el proceso. “Estamos seguros de haber dado sólidos argumentos jurídicos sobre las pretensiones de esa demanda”, dijo Santos. 

Este 23 de julio es la fecha de cierre y de posible adjudicación de la alianza público – privada, pero “el Tribunal aún no se pronuncia sobre las medidas cautelares”. Por lo que el presidente decidió “suspender los términos del proceso”. 

“Puedo asegurarles que está completo, no ha sido saqueado, nadie ha tenido acceso a él. Es un proyecto sobre el cual Colombia debe sentirse orgullosa. Este patrimonio nos pertenece y su recuperación implicó tremendos esfuerzos”, concluyó Santos, quien en dos semanas terminará sus 8 años como jefe de Estado.

Puedo asegurarles que está completo, no ha sido saqueado, nadie ha tenido acceso a élEsta es la declaración completa del mandatario: 

El 4 de diciembre de 2015 anuncié el hallazgo de los restos del más importante naufragio colonial: el Galeón San José.

Esta búsqueda, de más de trescientos años, culminó en este gobierno gracias al trabajo articulado del Ministerio de Cultura, la Armada Nacional, el Instituto Colombiano de Antropología e Historia, la DIMAR, y la Comisión de Antigüedades Náufragas.

Ese proceso exitoso fue el resultado de la constitución de un equipo científico de las más altas calidades, y por la posibilidad de vincular a Woods Hole en el proyecto. En efecto, con recursos de Maritime Archaeology Consultants, se desplazaron hasta el país los equipos subacuáticos más modernos con la tecnología más desarrollada con los que se exploraron alrededor de 80 millas cuadradas.

En esta exploración participaron los arqueólogos Ernesto Montenegro y Roger Dooley, con los estudios del Dr, Dooley fue posible establecer un área efectiva de búsqueda. La tecnología del Remus 6000 fue operada desde una nave colombiana, el ARC Malpelo, por un equipo bajo la dirección de Mike Purcel. Este trabajo consisitió en barridos de sonar del lecho marino desde un submarino autónomo, quien recogía información que luego seria analizada por uno de los mas importantes especialistas de sonar del mundo: el señor Gary Kozac (quien participó en la búsqueda del Titanic).

Una vez hallado, decidimos adelantar una investigación científica sobre este sitio, cumpliendo con toda la normatividad internacional y muy conscientes de la importancia histórica y patrimonial que este hallazgo representa para Colombia y para el mundo. 

Yo mismo como presidente estuve al tanto de todos los pasos realizados; vi cómo los equipos colombianos de ICANH, CIOH (centro de investigaciones oceanográficas e hidrográficas), INVEMAR, trabajaban coordinadamente con especialistas españoles, noruegos, ingleses, cubanos y norteamericanos, para hacer posible este reto de la investigación y la aplicación técnica subacuática y lograr para Colombia este acumulado de conocimiento.

Por eso durante tres años trabajamos en la estructuración de un proyecto que garantiza la debida intervención y el registro de todos los bienes allí contenidos. Un trabajo minucioso en el ámbito científico y después en el ámbito contractual que da garantías de una debida intervención y de la realización de todos los esfuerzos necesarios para su conservación y divulgación.

Hoy, Colombia cuenta en su patrimonio con las coordenadas y con los estudios preliminares sobre los restos del hallazgo del San José, sin que ninguna intervención hubiese aun tenido lugar. Con la información lograda sabemos entre otras cosas que el Galeón si explotó durante la batalla con el Comodoro Wager y muchos detalles de alto valor histórico como los que se derivan de la identificación de una vajilla china, o la existencia de pruebas del intercambio de productos continentales que se deriva de vasijas de orígenes diversos. La maravilla de los cañones de bronce y las inigualables cureñas han sido estudiadas con atención. Todo esto, de valor invaluable, se les entrega a los colombianos y al nuevo gobierno de manera integral.

Cada paso que dimos durante los casi tres años de esfuerzos que permitieron estos resultados fueron informados por parte de la ministra de Cultura y su equipo a la comisión de empalme con todo detalle.

Los estudios que quedan del esfuerzo y el conocimiento adquirido, hoy están en manos del Ministerio de Cultura y del Instituto Colombiano de Antropología e Historia, Icanh.

La información confidencial, la de las coordenadas, se encuentra custodiadas por el Archivo General de la Nación, asociadas a un protocolo de manejo a fin de garantizar la seguridad nacional.

Solicito a la Procuraduría General de la Nación que observe el carácter confidencial y de reserva de esta información, y que su manejo sea acorde con la seguridad y soberanía nacional.  

Generamos un modelo para que los enormes recursos económicos necesarios para cumplir con esta responsabilidad pudiesen ser invertidos, a cero costo para el Estado, y es este un logro que hubiese querido dejar firmado en mi gobierno. Sin embargo las iniciativas de los “ciudadanos preocupados” que han adelantado  una acción popular, dilató este proceso. Estamos seguros de haber dado sólidos argumentos jurídicos sobre las pretensiones de esa demanda.

Hoy 23 de julio, como ustedes saben es la fecha de cierre y posible adjudicación de la Alianza Público Privada. El Tribunal aún no se pronuncia sobre las medidas cautelares. Por respeto a las instancias judiciales, al estado de derecho y garantizando la seguridad jurídica de todos los sujetos que aquí han intervenido, he tomado la decisión de suspender los términos del proceso en curso.

Esta es una muestra más, de nuestro compromiso con el patrimonio, con las leyes colombianas y con la historia.

Hemos antepuesto los intereses culturales y científicos a cualquier otra motivación. Es así, que hoy entregamos un sitio arqueológico sin intervención alguna, enriquecido, en cambio, de conocimientos, y con un modelo completo de gestión que incluye los recursos económicos necesarios para su intervención científica y como lo dije desde el primer día, para el disfrute y conocimiento de todos los colombianos.

Hoy me acompañan además el doctor Luis Carlos Villegas, Ministro de Defensa Nacional, el Almirante Ernesto Durán Gonzalez, Comandante de la Armada Nacional y el Director General Marítimo Vicealmirante, Mario Germán Rodriguez Viera, quienes pueden dar fe ante nuestros compatriotas de que el sitio del hallazgo del Galeón San José está completo, no ha sido saqueado, y nadie por ningún medio ha tenido hasta la fecha acceso a él.

Colombia debe sentirse orgullosa de este patrimonio que nos pertenece, y a cuya recuperación dedicamos grandes esfuerzos. A todos los que participaron durante mi gobierno con sus luces a hacer posible una política pública sobre patrimonio sumergido les agradezco inmensamente sus esfuerzos. Así como a todos los integrantes de la Comisión de Antigüedades Naufragas, máximo órgano asesor del gobierno nacional en esta materia, y quien nos acompañó en toda la estructuración de la Asociación Público Privada hoy en curso.

Esperamos poder ver muy pronto los resultados de estos esfuerzos, con la realización de la más importante expedición científica de todos los tiempos sobre patrimonio sumergido, el laboratorio de conservación de materiales y un gran museo para Cartagena de Indias.  

Fuente: ELTIEMPO.COM