El Caimán Llanero retorna a casa

La Fundación Palmarito realizó el traslado de 29 ejemplares de Caimán Llanero, 15 hembras y 14 machos con destino al río Cravo Norte en Arauca.

El Caimán Llanero retorna a casa

La Fundación Palmarito en el Bioparque Wisirare, ubicado en Orocué, Casanare,  realizaron el traslado de 29 ejemplares de Caimán Llanero, 15 hembras y 14 machos, en un helicóptero Black Hawk de la Fuerza Aérea Colombiana, con destino al río Cravo Norte en Arauca donde se llevará a cabo su liberación, la mas numerosa en la historia de la conservación de ésta especie en Colombia.

Estos ejemplares viajarán escoltados por la directora de Corporinoquia Doctora Martha Plazas Roa, la directora de Medio Ambiente de la Gobernación de Casanare Doctora María Elena Díaz y el director cientfico de la Fundación Palmarito Doctor Rafael Antelo Albertos.

Estos caimanes forman parte del programa de conservación de la especie que Corporinoquia, la Gobernación de Casanare y la Fundación Palmarito vienen ejecutando en Wisirare desde 2011. Esta especie fue extraordinariamente abundante en la región de Los Llanos hasta el primer tercio del siglo pasado, cuando la caza comercial de sus ejemplares para exportar sus pieles a Europa, Estados Unidos y Japón diezmó de manera dramática sus poblaciones hasta dejarlas al borde de la extinción. Hoy en día está catalogada como una de las especies en mayor riesgo de desaparecer de nuestro planeta.

Aunque hoy en día su caza está prohibida, en los lugares donde el caimán todavía sobrevive algunos pobladores locales consumen sus huevos. Por este motivo en 2015 se rescataron intactas cuatro nidadas del sistema hídrico de los ríos Ele -Lipa -Cravo Norte, ubicados en el departamento de Arauca y fueron trasladados hasta Wisirare, donde por más de dos años  los caimanes fueron criados en cautividad.

Al nacer apenas miden 28 cm y con esa talla son consumidos por una amplia variedad de depredadores: babillas, garzas, pirañas o nutrias, por mencionar solo algunos; se calcula que sobrevive uno de cada cien. El proceso de cría en cautividad que se da en Wisirare permite reintroducir los caimanes al medio natural con una talla superior a los 70 cm, lo que incrementa enormemente sus posibilidades de sobrevivir y de este modo contribuir al incremento de las poblaciones naturales de esta especie tan amenazada.

Desde Wisirare el Black Hawk vuela hasta el Fundo Banco Largo ubicado a orillas del río Cravo Norte. Allí reciben a los caimanes viajeros y a su comitiva el Gobernador de Arauca Ricardo Alvarado Bestene y la familia Mujica cuyos miembros, por su propia iniciativa, llevan más de 20 años cuidando los caimanes de esa zona, algo que no tiene réplica en la región llanera ya que este caimán, que científicamente es un cocodrilo, supera los 5 metros de longitud, lo que provoca el temor de no pocos habitantes ribereños. Por fortuna aún quedan araucanos dispuestos a luchar por la salvación de esta especie tan suya.

Finalmente los caimanes volvieron a sus aguas, tras un viaje de más de dos años y cientos de kilómetros recorridos por las tierras y los cielos llaneros.

Comentarios