Desarticulada en Villavicencio banda criminal que instrumentalizaba menores

Este grupo delincuencial también es responsable del hurto a personas y residencias en los barrios El Barzal y Centro.

Desarticulada en Villavicencio banda criminal que instrumentalizaba menores

Luego de más de un año de investigaciones que incluyeron interceptaciones, seguimientos y verificaciones, la Policía Nacional en una labor conjunta con la Fiscalía General de la Nación y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), lograron desarticular en las últimas horas una estructura delincuencial conocida como ‘La Banda de San José’, dedicada al hurto e instrumentalización de menores para la comisión de varios delitos en diferentes  sectores de Villavicencio.

Según las autoridades, el actuar delictivo de estas personas estaba concentrado en el barrio San José. Hasta allí, se trasladó un  grupo de uniformados para ejecutar la operación “Abeona”, bajo la cual se realizaron 15 allanamientos en ese sector de la ciudad. Durante la operación fueron capturadas 15 personas, una de ellas en flagrancia.

Durante los allanamientos, un sujeto conocido como “El Mono”, presunto cabecilla principal de la estructura, encargado de realizar las coordinaciones delincuenciales en este sector de la ciudad, fue neutralizado por las autoridades cuando intentó agredir a uno de los uniformados.

Según las autoridades,  alias  “El Mono”, tenía detención domiciliaria y estaba indiciado por los delitos de hurto calificado y agravado, fabricación, tráfico y porte ilegal de armas de fuego, concierto para delinquir y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Este grupo delincuencial también es responsable del hurto a personas y residencias en los barrios El Barzal, Centro y casas de descanso aledañas al aeropuerto Vanguardia.

Según las autoridades,  la banda utilizaba a menores de 18 años para que efectuaran raponazos, ingresos a viviendas, y a su vez, como “campaneros”  para lograr evadir controles de las autoridades.

Esta práctica, de acuerdo con la investigación de la Fiscalía, dejó al descubierto el caso de una madre que habría puesto al servicio de la red delincuencial a su hijo de 13 años.

La banda también utilizaba menores para el tráfico y venta de estupefacientes en pequeñas cantidades en los barrios San José, Las Colinas, Libertadores y La Salle, de la ciudad de Villavicencio.  Esta extensión de la banda era dirigida por mujeres, quienes mantenían un bajo perfil para burlar a las autoridades.

Los capturados quedaron a disposición de la fiscalía 45 seccional por los delitos de concierto para delinquir agravado, hurto calificado y agravado, fabricación, tráfico y porte ilegal de armas de fuego, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes e instrumentalización de menores para la comisión de delitos.

Los otros detenidos serán presentados en las próximas horas ante un juez de Villavicencio (Meta).

De acuerdo con la Fiscalía, las penas que podrían imponerse a los miembros de esta estructura ilegal oscilan entre los 13 años y 30 años de cárcel.

Los menores de edad, que participaban de estas prácticas ilegales, ya están bajo protección del Instituto Colombiano de bienestar Familiar (Icbf), entidad que iniciará a su favor el procedimiento administrativo de restablecimiento de sus derechos.