Conozca las alzas y bajas en las frutas

Según el reporte diario del SIPSA, la cotización de esta fruta descendió un 22% en Cali y un 12% en Armenia y Manizales.

Conozca las alzas y bajas en las frutas

Según el reporte diario del SIPSA, la cotización de esta fruta descendió un 22% en Cali y un 12% en Armenia y Manizales. En otras palabras, en el mercado Cavasa, ubicado en la capital vallecaucana, el kilo de esta fruta se transó a $1.383, dada el inicio algunos ciclos de cosechas en La Unión (Valle del Cauca). Asimismo, en la central de Abastos de Armenia, Mercar, el descenso se obedeció a un mayor ingreso desde cultivos de la zona. El kilo se consiguió a $1.433. Por su parte, en la ciudad de Manizales, un mayor ingreso en el volumen de carga procedente desde el Valle del Cauca, conllevó a que el kilo se negociara a $1.850.

También mostraron un descuento en sus cotizaciones frutas como los limones común y Tahití, el mango Tommy, la piña, el tomate de árbol y la mandarina. Con un 30% menos en sus precios mayoristas, el kilo de limón Tahití se negoció a $1.067 en Pereira, ya que según las fuentes encuestadas, aumentaron las actividades de recolección en el departamento de Caldas. De igual modo, los comerciantes antioqueños aseguraron que aumentó el rendimiento de los cultivos en los municipios de La Pintada, Venecia,  Támesis (Antioquia) y El Espinal (Tolima); el kilo se transó a $1.425, lo que significó un 17% menos en sus cotizaciones.

Por otra parte, aumentaron los precios de la granadilla al reducirse la oferta procedente desde Antioquia y Nariño, razón por la que el valor comercial de esta fruta aumentó un 15% en Montería y 12% en Pasto, por lo que estas ciudades el kilo se encontró a $2.000 y a $1.689, respectivamente.

Finalmente, mientras que en el mercado de Villavicencio, CAV, el kilo de naranja se cotizó a $438, mostrando una reducción en sus precios del 14%; en Mercasa, en Pereira, el kilo se consiguió a $600, es decir un incremento del 20% en sus cotizaciones. En la capital del Meta, por ejemplo, el descenso se dio como resultado de una expansión en el abastecimiento de esta fruta que llegó desde Puerto López y Granada (Meta). En contraste, un receso en las actividades de recolección en el departamento de Caldas, fue una de las razones princípiales para el incremento del precio en Pereira.

Comentarios