Noticias

Deportes

Entretenimiento

Tecnología

Turismo

Opinion

Con mil millones multan Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavo

La millonaria sanción impuesta por la Superservicios, obedece a la falta de un plan de emergencia ajustado a la ley.

Bogotá, D.C., Febrero 6 de 2017. El Superintendente Delegado para Acueducto, Alcantarillado y Aseo, de la Superintendencia de Servicios Públicos, Julián López Murcia, impuso una multa de MIL MILLONES TRESCIENTOS CUARENTA Y CUATRO MIL DOSCIENTOS CINCUENTA Y DOS PESOS ($1.000.344.252), equivalentes a mil trescientos cincuenta y seis salarios mínimos legales mensuales vigentes (1.356 SMLMV) a la EMPRESA DE ACUEDUCTO Y ALCANTARILLADO DE VILLAVICENCIO E.S.P. (E.A.A.V.), por no contar con un Plan de Emergencia y Contingencia ajustado a la ley para la prestación de los servicios acueducto y alcantarillado (Resolución No. 20174400001565).

La Superservicios encontró que el Plan de Emergencia y Contingencia de la E.A.A.V., objeto de investigación, no cumplía satisfactoriamente ninguno de los aspectos mínimos que exige la Resolución No. 154 de 2014 del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio.

Entre otros, la E.A.A.V. no relacionó el inventario de los recursos físicos, financieros y humanos con los que contaba para atender posibles emergencias en los servicios de acueducto y alcantarillado que provee.

La investigación demostró que las falencias son tan evidentes y críticas que son una muestra clara de la falta de prudencia y diligencia de la E.A.A.V. frente a deberes fundamentales en el marco de la prestación de servicios públicos domiciliarios.

De hecho, la EMPRESA DE ACUEDUCTO Y ALCANTARILLADO DE VILLAVICENCIO E.S.P. (E.A.A.V.) no logró justificar sus fallas. Las omisiones en el Plan de Emergencia y Contingencia de la E.A.A.V., que tuvo aplicación al menos desde diciembre de 2015 hasta mayo de 2016, pudieron haber afectado a más del 70% de la población atendida a través de 110.000 suscriptores, debido a la insuficiente identificación de los eventos que amenazarían la prestación normal de estos servicios, así como por la carencia de otros aspectos fundamentales en este tipo de planes.

“No se trata de aspectos meramente formales, sino de hechos que aumentan la vulnerabilidad de la prestación del servicio por falta evidente de planeación, incluso, frente a diferentes tipos de eventos que ya han tenido ocurrencia en Villavicencio”, aseguró el Superintendente Delegado para Acueducto, Alcantarillado y Aseo, Julián López Murcia.

En concreto, el 18 de septiembre de 2011 se presentó un colapso estructural en la línea de aducción de la Quebrada Honda – La Esmeralda, lo que afectó la prestación del servicio de acueducto por ocho (8) días.

Situación que la E.A.A.V. no incluyó dentro del Plan de Emergencias y Contingencias reportado. En 2012 se presentó otro evento relacionado con un deslizamiento que también afectó gravemente el servicio.

Pese a que la EMPRESA DE ACUEDUCTO Y ALCANTARILLADO DE VILLAVICENCIO E.S.P. (E.A.A.V.) no reportó en el Sistema Único de Información de Servicios Públicos (SUI) otros hechos ocurridos en 2014 y 2015, la Superservicios pudo evidenciar, mediante los reportes de los medios de comunicación, que efectivamente sí ocurrieron.

Aunque no fue objeto de esta investigación, vale la pena recordar que en mayo de 2016 el servicio también estuvo suspendido por un derrumbe y en agosto del mismo año la bocatoma de la Quebrada Honda estuvo totalmente fuera de servicio.

Pese a que la empresa adelantó trabajos, el suministro normal solo se restableció después de 15 días. De hecho, en ese momento se declaró la calamidad pública en Villavicencio.

Procedencia de recursos

Contra la sanción impuesta procede el recurso de reposición ante el Superintendente Delegado para Acueducto, Alcantarillado y Aseo.

Acciones de la Superservicios Desde el 2016, la Superservicios ha venido aplicando diferentes instrumentos con el propósito de mejorar los niveles de reporte y actualización de los planes de emergencia y contingencia de los prestadores de acueducto y alcantarillado, como alertas a través de medios de comunicación (por el alto número de prestadores sin planes ajustados) y comunicaciones dirigidas a cada prestador (en las zonas con mayores riesgos).

Y al finalizar el año, la entidad expidió la resolución No. 20161300062185 que señala las condiciones y fechas anuales de reporte de estos planes.

En el 2017, la Superintendencia de Servicios Públicos estará especialmente concentrada en investigaciones y eventuales sanciones a todos aquellos prestadores que han incumplido la obligación de reportar de manera oportuna un adecuado plan de emergencia y contingencia, priorizando las principales ciudades del país.

Actualmente la Superintendencia Delegada para Acueducto, Alcantarillado y Aseo tiene en curso 116 investigaciones relacionadas con planes de emergencia y contingencia.

Colombia frente a desastres naturales De acuerdo con un informe del Banco Mundial, citado en el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, Colombia presenta la tasa más alta de Latinoamérica de desastres recurrentes provocados por fenómenos naturales, con más de 600 eventos reportados en promedio cada año.

Adicionalmente, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de no adaptarse al cambio climático, en el largo plazo los efectos sobre la economía nacional serían considerables si se tiene en cuenta que solo el impacto sobre cinco sectores que representan un 4,3 % del PIB actual, podría generar pérdidas anuales equivalentes al 0,49 % del mismo, en el período 2010-2100.

En este sentido, el estudio indica que “estas pérdidas son evitables para el país, en la medida que los sectores involucrados realicen una gestión adecuada de los riesgos que enfrentan, incluido el cambio climático y como resultado de ello mejoren su planificación”.