¿Cómo regenerar el cartílago de la rodilla naturalmente?

Aunque existen diferentes tratamientos médicos para regenerar el tejido cartilaginoso, también se puede optar por consumir ciertos alimentos.

¿Cómo regenerar el cartílago de la rodilla naturalmente?

El cartílago es un tejido sólido pero a su vez elástico que está compuesto por matriz extracelular y por unas células conocidas como condrocitos. Debido a estas características, el tejido cartilaginoso tiene la función de unir los huesos y darles movilidad ya que se encuentra cubriendo los extremos de las articulaciones de zonas como las rodillas. Sin embargo, algunos factores como el envejecimiento, las lesiones o la obesidad pueden deteriorar progresivamente este tejido fibroso, lo que produce en consecuencia que los huesos de la rodilla se rocen, provocando síntomas como dolores, enrojecimiento e inflamación en las articulaciones.

Aunque existen diferentes tratamientos médicos para regenerar el tejido cartilaginoso, también podemos optar por aumentar la ingesta de ciertos nutrientes que nos ayuden tanto a fortalecer como a prevenir que la densidad del cartílago sea baja. 

Lisina, aminoácido esencial para fortalecer el cartílago de la rodilla

Tal y como hemos anunciando, una de las maneras de regenerar el cartílago de la rodilla naturalmente es a través de aumentar la ingesta de algunos nutrientes, entre ellos, la lisina.

La lisina es un aminoácido esencial que forma parte de las proteínas que nuestro cuerpo no puede producirla por sí solo, por lo que necesitamos tomarla a través de ciertos alimentos. Este nutriente es importante incluirlo en el caso de que tengamos dañado o deteriorado el cartílago de la rodilla ya que cuenta con propiedades regeneradoras que nos ayudan a producir colágeno y favorece la absorción de calcio. Gracias a estos beneficios, la lisina disminuye la fatiga y mejora la firmeza del tejido cartilaginoso.

Para regenerar el cartílago de la rodilla, el consumo diario recomendado de lisina es de 12 mg por kilogramo. A continuación, te damos una lista de los alimentos más ricos en lisina:

  • Huevos
  • Soja
  • Carne roja como ternera
  • Queso
  • Legumbres
  • Frutos secos
  • Bacalao
  • Levadura de cerveza

Vitamina C para regenerar el cartílago de la rodilla naturalmente

Otro nutriente esencial tanto para fortalecer el tejido cartilaginoso como para mejorar la salud de nuestro sistema óseo es la vitamina C.

La vitamina C es un nutriente con un gran poder antioxidante que mejora las defensas de nuestro organismo y favorece la producción de colágeno. Gracias a ello, mejora tanto la circulación de la sangre como la actividad de los vasos sanguíneos, lo cual acelera el proceso de curación de las lesiones y también acelera la regeneración del tejido fibroso del cartílago.

Para regenerar el cartílago de la rodilla de forma natural con vitamina C, será necesario consumir al día 75 mg como mínimo en el caso de las mujeres y 90 mg en el caso de los hombres. Este nutriente podrás encontrarlo en los siguientes alimentos:

  • Piña
  • Naranja
  • Fresa
  • Mandarina
  • Tomate
  • Melocotón
  • Kiwi
  • Cebolla
  • Lechuga
  • Coles
  • Pimientos

Vitamina D, esencial para mejorar el cartílago de la rodilla

La vitamina D también forma parte de los nutrientes esenciales para mantener tanto los huesos como las articulaciones en un estado saludable. Junto con algunos minerales como el calcio, el magnesio y el fósforo, esta vitamina es necesaria para la correcta formación de nuestros huesos y, además, también cuenta con propiedades que aumentan la mineralización ósea, es decir, que fortalece el tejido de los huesos.

Además de los beneficios anteriores, la vitamina D ayuda a evitar que el cartílago pierda tejido fibroso, ya que mejora la movilidad de las articulaciones y favorece la recuperación de algunas lesiones aliviando síntomas como el dolor muscular y el dolor de las rodillas.

Este nutriente también es conocido como la vitamina solar, ya que nuestro organismo puede obtenerla con tan solo 15-20 minutos al día tomando el sol. Sin embargo, es importante que evites las horas donde los rayos solares son demasiado agresivos con la piel y podrían provocar quemaduras.

En el caso de que no puedas tomar el sol a diario, la vitamina D también puede obtenerse a través de complementos alimenticios (siempre que los haya prescrito un médico), o bien a través de los siguientes alimentos que ayudan a producir más vitamina D de forma natural:

  • Leche
  • Salmón
  • Arenque
  • Ostras
  • Pan y cereales integrales

Colágeno, proteína esencial para el cartílago de la rodilla

Si te preguntas cómo regenerar el cartílago de la rodilla naturalmente, deberías saber que el colágeno es vital para este propósito.

El colágeno es una proteína que forma parte de diferentes partes de nuestro cuerpo como tendones, cartílagos, huesos y músculos, entre otros. Debido a que las fibras de esta molécula están compuestas por bastones rígidos, el colágeno tiene la función principal de darle más dureza a los tejidos que forman las partes citadas anteriormente. Por ello, en el caso de que el cartílago de la rodilla se encuentre deteriorado, será imprescindible aportar más colágeno a nuestro organismo, ya que cuenta con propiedades regeneradoras que ayudarán tanto a reconstruir el tejido dañado como a fortalecerlo para ralentizar el desgaste de rodilla natural.

Para regenerar el cartílago de la rodilla de forma natural, será necesario que consumas a diario 10 gramos de colágeno que podrás encontrarlo en los siguientes alimentos:

  • Gelatina (alimentaria, en hojas, dietética y/o con cola de pescado)
  • Manitas o pies de cerdo
  • Caldo de carne
  • Caldo de pescado con raspas

Este artículo es meramente informativo,  no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Comentarios