Noticias

Deportes

Entretenimiento

Tecnología

Turismo

Opinion

¿Cómo identificar las señales de abuso en un menor?

Es importante reconocer las señales que los niños dan cuando son abusados, por ello, damos algunas pautas que ayudan a identificar los hechos.

En Colombia se repiten constantemente los casos sobre abuso infantil, siendo indignante y alarmante las cifras reveladas. Este año, según el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) reportó que alrededor de 378 casos de violencia infantil aumentaron en el país. Por lo que la directora de la entidad Karen Abudinem Abuchaibe, indicó “si nosotros la sociedad, los vecinos y padres de familia no le damos protección y garantizamos los derechos va a ser muy difícil revertir la cifra”.

La Psicóloga Luz Albany García, en entrevista con informando.com.co indica que existen dos tipos de abusadores: primarios y secundarios. Los primeros son los llamados pedófilos los cuales presentan distorsiones cognitivas específicas, considerando su conducta apropiada. Ellos no experimentan culpa por sus actos abusivos y generalmente su tendencia se origina porque fueron abusados en su infancia.

Los segundos poseen baja autoestima, su conducta se da por el estrés o por una situación de soledad. Abusan de gente adulta porque se les dificulta tener relaciones en pareja normales, por lo general todas son  muy conflictivas. Ellos impulsivamente de acuerdo a su estado de ánimo pueden abusar también de un niño sintiendo demasiada culpa después de cometer el acto abusivo.

Los abusadores no presentan un perfil específico. Sin embargo, por lo general los que abusan de los niños son las personas más cercanas a ellos y a su familia (amigos de la familia, vecinos, tíos, primos, hermanos, padrastros, padres).

 Albany García,  afirma que: “Los niños que están siendo abusados presentan cambios notorios en su comportamiento como: aislamiento de su grupo de iguales y familiares, se ven tristes, distraídos, empiezan a mostrar miedo a los adultos, agresividad, extremada sensibilidad, problemas escolares y comportamientos sexuales que no van de acuerdo a su edad como jugar con sus muñecos a tener sexo.

¡Los niños son muy vulnerables a esto, se debe tener en cuenta que no necesariamente debe haber penetración para considerarse abuso sexual!